Enrique Hernández-Luike No hay comentarios

LO RECIBIRÁ EN UNO DE LOS CUATRO RASCACIELOS DE MADRID, JUNTO A LAS OFICINAS DE PRENSA DE SEAT

Desde siempre he gozado con la contemplación nocturna del orden luminoso del firmamento. Su estampa infinita me inspiró un corto asombro poético en sólo cinco palabras entre el titular y el mínimo texto de sólo un verso: “UNIVERSO. ¡Dios, qué has hecho!”
Hace más de medio siglo se me ocurrió crear un trofeo para premiar a los singularmente destacados en nuestro ámbito: una escultura de la figura de un piloto sobre una rueda en marcha, arrancando… ¡una estrella del cielo! Lo realizó mi amigo, casi hermano, el genial imaginero Luis Ortega Bru. La reproducción del trofeo en bronce es el premio “Estrella LUIKE”, otorgado por nuestra editorial como galardón a empresas y personajes de nuestro mundo del Motor. Casi nada: La estrella de Ortega Bru como reconocimiento del éxito.
En la actualidad complementamos dicho trofeo con la “adquisición”, a una institución astronómica norteamericana, de una estrella exactamente localizada, bautizada con el nombre del premiado en su registro oficial, con exacta posición expresada documentalmente.
Hace pocas semanas, “El País” digital publicaba un reportaje sobre una ilustre doctora en Física, invidente desde sus tiempos universitarios y, aunque parezca imposible para quien carece de vista, dedicada al estudio de las estrellas. Wanda Díaz Merced es su nombre; Puerto Rico, su patria de nacimiento; y el Observatorio Astronómico de Sudáfrica, en Ciudad del Cabo, su lugar de trabajo.
Fue fácil contactar con el autor de la información –mi hijo Isaac, periodista en Santa Bárbara (California)– y le comuniqué nuestra intención de otorgarle una “Estrella LUIKE” a esta científica tan singular. Habló con ella y, llena de satisfacción, prometió venir a España a recoger el trofeo.
Proyectamos celebrar el acto en uno de los cuatro rascacielos madrileños de la carretera de Burgos –cercanos a nuestra sede–, donde tiene oficinas la marca Seat, cuyo departamento de Prensa ha recibido, a principios de este año, su “Estrella LUIKE” por un inmejorable servicio informativo en 2016, según la consulta realizada por la agencia de comunicación Newspress entre los periodistas profesionales del Motor de todos los medios españoles. A este reconocimiento anual lo hemos denominado “Premio José Gómez-Mar” en recuerdo de quien fue impulsor, precisamente desde Seat, del perfeccionamiento y sentido de utilidad de los Departamentos de Prensa, hoy ejemplares servicios informativos en todas las marcas.
La aceptación de la “Estrella LUIKE” por la admirable investigadora estelar, engrandece a este premio en categoría y en singularidad. A veces las buenas ideas de confraternización se perfeccionan por sorpresa, como ha ocurrido en esta ocasión. Compartir las “Estrellas LUIKE” con una científica, analizadora del firmamento sin poderlo ver, le da al trofeo de nuestra editorial una categoría especial. Siempre recordaremos a Wanda y su ejemplar fuerza de voluntad.
Su caso invalida el refrán “ojos que no ven, corazón que no siente” porque su corazón y su fuerza de voluntad, además de sentir, descubre el orden, el fulgor y el alma de las estrellas del Universo.