Enrique Hernández-Luike No hay comentarios

LA UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA APORTA BATERÍAS CON CARBÓN
DE CÁSCARAS DE ALMENDRAS COMO SUSTITUCIÓN DEL LITIO

Por predisposición y por suerte, acerté al dedicar mi profesión informativa, en cuerpo y alma, a la especialidad del Motor. De corazón felicito a cuantos colegas eligieron el mismo camino en diversos medios y sistemas de comunicación. Exactitud informativa en los datos, máxima rapidez en la divulgación y honestidad en las críticas han sido y son los avales de la útil calidad de nuestro periodismo, hoy en día con el añadido de la inmediatez sobrevenida con los progresos de la revolución digital, ya extendida a todos los niveles técnicos y sociales.
Desde mis inicios en el Motor, las sorpresas han sido permanentes por los imparables avances de la ingeniería. Pero, a veces, surgen sorpresas en áreas insospechadas y con posibilidad de ser ciertas como una solución más para su aprovechamiento motriz. Noelia López Redondo, en elconfindencial.com, informa sobre la investigación del uso de carbón de cáscaras de almendras en lugar de litio en la fabricación de baterías eléctricas. La investigación se ha realizado en la Universidad de Córdoba, por un equipo liderado por Almudena Benítez y Marcos González. La noticia me llega a través del boletín de ASEPA, nuestra Asociación Española de Profesionales de Automoción. Me satisface esta sencilla aportación española al uso del grafito como elemento para baterías eléctricas. De momento, los profesionales de esta empresa informativa mantendrán su atención al desarrollo del estudio cordobés y lo detallarán en nuestros medios impresos y digitales.
La automoción electrificada tiene prisa en imponerse a todos los niveles y nos obliga a permanente atención a sus noticias con las debidas explicaciones.
Para bien del progreso, las sorpresas del motor son inagotables.