Enrique Hernández-Luike No hay comentarios

LIMOSNAS CALLEJERAS, POR TELÉFONO MÓVIL

La progresiva vulgarización digital ha descendido en China al nivel de la mendicidad callejera, por lo menos en Pekín. Los menesterosos solicitan ayuda de los viandantes colgando de su cuello, o poniendo a sus pies, su código QR. Si algún peatón tiene voluntad de socorrerle, lo capta con su móvil y le transfiere una pequeña limosna. Pero el ingenio comercial interviene y aprovecha el contacto enviándole inmediatamente al caritativo orientación sobre productos a la venta en tiendas cercanas, o publicidad genérica de marcas.
El mundo digital se amplía a todos los niveles de la información, el comercio, la economía y la toma de decisiones de todo tipo. Nos deja muchas veces sorprendidos a quienes peinamos canas o no peinamos nada.
Por poner un ejemplo, en los inicios de nuestra vida editorial, el importe de las suscripciones lo percibíamos mediante letras de cambio. Ante nuestro buen crédito, el Banco nos abonaba a vuelta de Correos el total de la remesa. Utilizábamos el mismo sistema bancario para la publicidad, aunque nuestros anunciantes pagaran a treinta días. Era como un premio a la solvencia económica y habitual formalidad.
También recuerdo aquellas ventajas del pago al contado rabioso como fuerza de convicción, aunque no siempre. En una ocasión no conseguí mis propósitos de adquirir un semanario, a pesar de mostrarle a su editor un maletín repleto de billetes de mil pesetas. Sin embargo, en la compra de mi primer gran edificio, vendido por un Banco, fue decisivo haber ingresado en mi cuenta hasta el total de su valor, frente a un potente competidor solicitante de un crédito para adquirirlo.
Estar disfrutando de una vida tan larga me ha proporcionado muchas experiencias y conocimientos. Hasta la caridad de Pekín, los coches sin conductor y el pago con bitcoins, la moneda virtual.
Como es preciso mantener siempre despierta la imaginación, acorde a los siempre cambiantes nuevos tiempos, nosotros hemos aportado la revista URBAN, dedicada a la Nueva Movilidad, de momento sólo para Madrid, al precio de un euro. Los compradores son obsequiados con cinco viajes gratis en patinete eléctrico TIER, con duración de quince minutos.
Los puntos de venta de la nueva publicación son también gratificados con una utilización de patinete eléctrico TIER por cada ejemplar vendido. ¡Ha llegado el futuro!